septiembre 25, 2020

Las nuevas reglas de la Real Academia de la Lengua Española

Con el paso del tiempo, la RAE, ha presentado sus reglas de ortografía y como de costumbre en la ultimas entregas nos ha dejado casi con la boca abierta por sus determinaciones. La tecnología ha sido fundamental para que las nuevas reglas se hayan establecido, haciendo que las tildes diacríticas de algunas palabras se omitan en nuevas actualizaciones.
Pues bien, estas reglas fueron tomadas de plataformas digitales donde se aclaraba con exactitud dichas determinaciones, puede que para nuestros lectores estas reglas sean absurdas pero cada una de ellas tiene un significado semántico actualizado, por lo tanto te presentamos las nuevas reglas y como modificarían nuestro lenguaje.



La Real Academia Española ha elegido 14 palabras que explican 2019 y las ha difundido como las más significativas del año: progreso, deporte,  feminizar, euroescéptico, constitución, autodeterminación o clima son parte de la selección y cuentan en el comunicado de la RAE con una breve explicación de los motivos de su actualidad.

A continuación  la lista completa difundida por la RAE: Las nuevas reglas de la Real Academia de la Lengua Española.



1. Feminizar (movimiento social del feminismo y el impulso por la igualdad, mejoras para las mujeres en países árabes, la Comisión Europea elige a su primera presidenta, protestas a nivel mundial para acabar con la violencia contra las mujeres, sororidad).

feminizar. tr. 1. Dar presencia o carácter femeninos a algo o a alguien. Decidieron feminizar de manera equitativa el consejo. ○ prnl. 2. Adquirir caracteres femeninos.

2. Constitución (vigencia y actualidad de la Carta Magna como conjunto de derechos, deberes y libertades en un marco que permite la convivencia).

constitución. (Del lat. constitutio, -ōnis. ♦ Escr. con may. inicial en acep. 4, salvo en usos plurales o genéricos). f. … ‖ 4. Ley fundamental de un Estado, con rango superior al resto de las leyes, que define el régimen de los derechos y libertades de los ciudadanos y delimita los poderes e instituciones de la organización política. Las constituciones americanas. La Constitución española. ‖

3. Progreso (avances científicos, estudios médicos esperanzadores sobre el cáncer o el alzhéimer, descubrimientos astronómicos, implantación de energías renovables, reducción del agujero de la capa de ozono, más tecnología, llegada del 5G).

progreso. (Del lat. progressus). m. 1. Acción de ir hacia delante. ‖ 2. Avance, adelanto, perfeccionamiento.

4. Deporte (victorias épicas gracias al esfuerzo de sus protagonistas, como la selección española de baloncesto femenina y masculina, Egan Bernal, Rafa Nadal, Simone Biles, entre otros).

deporte. (Calco del ingl. sport, a partir del desus. deporte ‘diversión’, y este der. de deportarse ‘divertirse’). m. 1. Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. ‖ …

5. Confianza (la incertidumbre, la política, la corrupción, el Brexit, etc, ponen en a prueba la confianza del ciudadano en las instituciones que tradicionalmente cuidan y protegen derechos y libertades).

confianza. (De confiar). f. 1. Esperanza firme que se tiene de alguien o algo. ‖ …



6. Acogida (la inmigración y los refugiados siguen siendo noticia de primera plana por las desigualdades económicas entre países y los conflictos internacionales).

acogida. (De acoger). f. 1. Recibimiento u hospitalidad que ofrece una persona o un lugar. ‖ 2. Protección o amparo. ‖ 3. Aceptación o aprobación. ‖ …

7. Estado del Bienestar (Sigue siendo el máximo garante de la igualdad de oportunidades: la preocupación por el futuro mantiene este término entre los más buscados y reclamados de 2019).

estado. … ‖ ~ de bienestar, o ~ del bienestar. m. Organización del Estado en la que este tiende a procurar una mejor redistribución de la renta y mayores prestaciones sociales para los más desfavorecidos. ‖ ~ de cosas. m. Conjunto de circunstancias que concurren en un asunto determinado. ‖ …

8. Elecciones (Han sido varios los procesos electorales en países hispanohablantes a lo largo del año, dada la fragmentación política actual, reflejo de una sociedad cambiante y con sensibilidades cada vez más distintas.)

elección. (Del lat. electio, -ōnis). f. 1. Acción y efecto de elegir. ‖ 2. Designación, que regularmente se hace por votos, para algún cargo, comisión, etc. ‖ 3. Libertad para obrar. ○ pl. 4. Emisión de votos para designar cargos políticos o de otra naturaleza. …

9. Euroescéptico (tras años de prosperidad bajo el marco de la Unión Europea, algunos países y sus ciudadanos ponen en duda la integración del Viejo Continente, con el Brexit como punta del iceberg).

euroescéptico, ca. adj. Que duda del valor de los proyectos políticos de la Unión Europea. U. t. c. s.

10. Autodeterminación (la crisis en Cataluña continúa dejando este término como uno de los más relevantes del año que despedimos).

autodeterminación. (De auto- y determinación). f. 1. Decisión de los ciudadanos de un territorio determinado sobre su futuro estatuto político. ‖ 2. Capacidad de una persona para decidir por sí misma algo.

11. Triunfo (de la sociedad en su empeño por seguir generando progreso, ya sea desde la investigación, la cultura, el trabajo o el deporte, o como manifestación social por hacer un mundo más justo: activismo social, demostraciones de solidaridad, compromiso, etc).

triunfo. (Del lat. triumphus). m. 1. Acción y efecto de triunfar (‖ quedar victorioso). ‖ 2. Éxito en cualquier empeño. ‖

12. Inteligencia artificial (el proceso de avance tecnológico es imparable y es necesaria la adaptación de toda la sociedad para no perder el tren del progreso. Las máquinas ocupan un lugar cada vez más importante en la vida de las personas).

inteligencia1. … ■ ~ artificial. f. Inform. Disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico. ‖ …

13. Escuela (el «Informe Pisa» revela carencias en educación: la formación sigue siendo clave para ser libres y tener acceso a oportunidades).

escuela. (Del lat. schola, y este del gr. σχολή scholḗ; propiamente ‘ocio’, ‘tiempo libre’). f. 1. Establecimiento público donde se da a los niños la instrucción primaria. ‖ 2. Establecimiento o institución donde se dan o se reciben ciertos tipos de instrucción. ‖ 3. Enseñanza que se da o que se adquiere. ‖ 4. Conjunto de profesores y alumnos de una misma enseñanza. ‖ …

14. Clima (por la relevancia de la ecología, la celebración en Madrid de la Cumbre del Clima, los incendios del Amazonas, el desastre del mar Menor, la declaración de Emergencia Climática por parte de la UE, etc).

clima. (Del lat. tardío clima ‘latitud, región’, y este del gr. κλίμα klíma). m. 1. Conjunto de condiciones atmosféricas que caracterizan una región. ‖ …

Los cam­bios más lla­ma­ti­vos que in­tro­du­ce la nueva Or­to­gra­fía han sido divulgados por distintos medios de difusión al hilo de las declaraciones del coordinador de la obra. Según se ha publicado tenemos:




La i grie­ga será ye. Al­gu­nas le­tras de nues­tro al­fa­be­to re­ci­bían va­rios nom­bres […] La nueva Or­to­gra­fía pro­po­ne un solo nom­bre para cada letra: be para b; uve para v; doble uve para w; ye para y (en lugar de i grie­ga). […] Por su­pues­to, la desa­pa­ri­ción de la i grie­ga afec­ta tam­bién a la i la­ti­na, que pasa a de­no­mi­nar­se sim­ple­men­te i.

Ch y ll ya no son le­tras del al­fa­be­to. Desde el siglo XIX, las com­bi­na­cio­nes de le­tras ch y ll eran con­si­de­ra­das le­tras del al­fa­be­to, pero ya en la Or­to­gra­fía de 1999 pa­sa­ron a con­si­de­rar­se dí­gra­fos, es decir, “sig­nos or­to­grá­fi­cos de dos le­tras”. Sin em­bar­go, tanto ch como ll per­ma­ne­cie­ron en la tabla del al­fa­be­to. La nueva edi­ción los su­pri­me “for­mal­men­te”. Así, pues, las le­tras del abe­ce­da­rio pasan a ser 27.

Solo café solo, sin tilde. Hay dos usos en la acen­tua­ción grá­fi­ca tra­di­cio­nal­men­te aso­cia­dos a la tilde dia­crí­ti­ca […]. Esos dos usos son: 1) el que opone los de­ter­mi­nan­tes de­mos­tra­ti­vos este, esta, estos, estas (Ese libro me gusta) fren­te a los usos pro­no­mi­na­les de las mis­mas for­mas (Ese no me gusta). 2) El que mar­ca­ba la voz solo en su uso ad­ver­bial (Lle­ga­ron solo hasta aquí) fren­te a su valor ad­je­ti­vo (Vive solo).

4 o 5 y no 4 ó 5. Las vie­jas or­to­gra­fías se pre­pa­ra­ban pen­san­do en que todo el mundo es­cri­bía a mano. La nueva no ha per­di­do de vista la mo­der­na es­cri­tu­ra me­cá­ni­ca: de la ya ve­tus­ta má­qui­na de es­cri­bir al or­de­na­dor. Hasta ahora, la con­jun­ción o se es­cri­bía con tilde cuan­do apa­re­cía entre ci­fras (4 ó 5 mi­llo­nes). Era una ex­cep­ción de las re­glas de acen­tua­ción del es­pa­ñol: “era la única pa­la­bra átona que podía lle­var tilde”. Sin em­bar­go, los te­cla­dos de or­de­na­dor han eli­mi­na­do “el pe­li­gro de con­fun­dir la letra o con la cifra cero, de ta­ma­ño mayor”.

Catar y no Qatar. Aun­que no siem­pre lo fue, re­cuer­da el coor­di­na­dor de la nueva or­to­gra­fía, la letra k ya es ple­na­men­te es­pa­ño­la, de ahí que se eli­mi­ne la q como letra que re­pre­sen­ta por sí sola el fo­ne­ma /k/. “En nues­tro sis­te­ma de es­cri­tu­ra la letra q solo re­pre­sen­ta al fo­ne­ma /k/ en la com­bi­na­ción qu ante e o i (queso, quiso). Por ello, la es­cri­tu­ra con q de al­gu­nas pa­la­bras (Iraq, Qatar, quó­rum) re­pre­sen­ta una in­con­gruen­cia con las re­glas”. De ahí que pase a es­cri­bir­se ahora: Irak, Catar y cuó­rum. ¿Y si al­guien pre­fie­re la gra­fía an­te­rior: “De­be­rá ha­cer­lo como si se tra­ta­se de ex­tran­je­ris­mos cru­dos (Qatar y quo­rum, en cur­si­va y sin tilde)”.

Como estas dis­tin­cio­nes no se ajus­ta­ban es­tric­ta­men­te a las re­glas de la tilde dia­crí­ti­ca (pues en nin­gún caso se opone una pa­la­bra tó­ni­ca a una átona), desde 1959 las nor­mas or­to­grá­fi­cas res­trin­gían la obli­ga­to­rie­dad del acen­to grá­fi­co úni­ca­men­te para las si­tua­cio­nes de po­si­ble ambigüedad (Dijo que ésta ma­ña­na ven­drá / Dijo que esta ma­ña­na ven­drá; Pa­sa­ré solo este ve­rano / Pa­sa­ré solo este ve­rano). Dado que tales casos son muy poco fre­cuen­tes y que son fá­cil­men­te re­suel­tos por el con­tex­to, se acuer­da que se puede no til­dar el ad­ver­bio solo y los pro­nom­bres de­mos­tra­ti­vos in­clu­so en casos de po­si­ble ambigüedad”, esto dice la co­mi­sión de la nueva Or­to­gra­fía, que, eso sí, no con­de­na su uso si al­guien quie­re uti­li­zar la tilde. Café para todos. No obs­tan­te, la RAE lleva dé­ca­das pre­di­can­do con el ejem­plo y desde 1960, en sus pu­bli­ca­cio­nes no pone tilde ni a solo ni a los de­mos­tra­ti­vos

Guion, tam­bién sin tilde. Hasta ahora, la RAE con­si­de­ra­ba “mo­no­sí­la­bas a efec­tos or­to­grá­fi­cos las pa­la­bras que in­cluían una se­cuen­cia de vo­ca­les pro­nun­cia­das como hia­tos en unas áreas his­pá­ni­cas y como dip­ton­gos en otras”. Sin em­bar­go, per­mi­tía “la es­cri­tu­ra con tilde a aque­llas per­so­nas que per­ci­bie­ran cla­ra­men­te la exis­ten­cia de hiato”. Se podía, por tanto, es­cri­bir guion-​guión, hui-​huí, riais-​riáis, Sion-​Sión, truhan-​truhán, fie-​fié… La nueva Or­to­gra­fía con­si­de­ra que en estas pa­la­bras son “mo­no­sí­la­bas a efec­tos or­to­grá­fi­cos” y que, cual­quie­ra sea su forma de pro­nun­ciar­las, se es­cri­ban siem­pre sin tilde: guion, hui, riais, Sion, truhan y fie. En este caso, ade­más, la RAE no se li­mi­ta a pro­po­ner y “con­de­na” cual­quier otro uso. Como dice Sal­va­dor Gu­tié­rrez Or­dó­ñez, “es­cri­bir guión será una falta de or­to­gra­fía”.

 

Compartir
error: Content is protected !!