Cuadernillo educación emocional para niños

Cuadernillo educación emocional para niños (Archivo completo en PDF descargar abajo)

La Neuroeducación se basa en el principio de que la emoción y la cognición son procesos que van unidos y que se interrelacionan entre sí. En el proceso de aprendizaje de un sujeto, lo que abre la puerta a aprender es la
emoción. Ésta despierta en las personas, la curiosidad, el interés y por tanto el foco de la atención. La neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, nos sirven para comunicarnos y son prescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones, es decir, los procesos emocionales y los cognitivos son inseparables (Damasio, 1994). El investigador en neurociencia Francisco Mora asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo, que sobresale del entorno. Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria.

Las propuestas de mejora y las novedades para este curso escolar son:
– Englobar emociones que están relacionadas y darlas cada mes. 
– Dedicar como mínimo, media hora los viernes (en el horario que mejor
le venga al tutor) para trabajar la emoción del mes.
– El “Banco de la amistad” (al final viene un anexo explicando su funcionamiento).
– Proyecto de todo el centro en la línea de “Aprendizaje Servicio”
– Dibujos realizados por un compañero del centro que complementen todos los recursos que conforman cada grupo de emociones.

– Crear un blog enlazado con el del colegio, donde se recojan todos los recursos.

3- OBJETIVOS.
Los objetivos que perseguimos con este proyecto de Educación Emocional son:
 Adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones.
 Identificar las emociones en los demás.
 Denominar las emociones correctamente.
 Desarrollar la habilidad para regular las propias emociones.
 Aprender a gestionar los conflictos de forma positiva.
 Subir el umbral de tolerancia a la frustración.

 Prevenir los efectos nocivos de las emociones negativas.
 Desarrollar la habilidad para generar emociones positivas.
 Desarrollar la habilidad de automotivarse.
 Adoptar una actitud positiva ante la vida.
 Aprender a fluir a través de la resilencia.



EVALUACIÓN.
La evaluación es una actividad valorativa que nos permite determinar en qué medida se han logrado los objetivos. La evaluación debería ser continua y formativa, estar integrada en el proceso educativo y formar un instrumento de acción pedagógica. Los programas de educación deben ser evaluados. Para ello, debemos evaluar tanto el desarrollo de las actividades como el producto final.

Las herramientas cualitativas que vamos a utilizar para la evaluación del proceso de este son:
Elaboración sistemática de un “Diario de Sesiones” y en “Análisis de los productos de las actividades”. Para ello se proponen dos herramientas:

• El diario, en el que se describirá todo lo que ocurra. Mediante un registro narrativo, el diario recoge las conductas aparecidas, los contenidos que se expresan y los productos de cada actividad (dibujos, cuentos, caretas…). Si las dimensiones son mayores que las del diario, se aconseja realizar la foto correspondiente al producto realizado.

• El cuestionario es la herramienta que al término de cada actividad nos ofrece una reflexión sobre el funcionamiento del programa, ayudándonos a identificar modos de mejora y desarrollando nuevas estrategias de acción frente a las dificultades o situaciones observadas. Teniendo en cuenta el diario de actividades, el cuestionario contiene diversos indicadores de evaluación que deberían tomarse en consideración en cada actividad y que ayudan a evaluar la actividad: grado de satisfacción, grado de participación, clima del grupo, comunicación-escucha y grado de obtención de los objetivos.

– Grado de safisfacción: observar qué emociones manifiestan las personas participantes del grupo ante el desarrollo de la actividad. Manifestaciones emocionales espontáneas, como la risa, expresiones faciales,
felicidad…

– Grado de participación: observar si en las actividades en grupos pequeños o con todo el grupo participan todos los y las alumnas.

–  Clima del grupo: observar la expresión emocional de los y las alumnas.

  • Observar si en las actividades de grupo se aprecian el respeto, el diálogo, la coordinación o conductas de resistencia o agresividad o incluso de pasividad.
  • -Comunicación y escucha: valorar si las instrucciones de la actividad que la persona adulta ofrece son escuchadas, si en la puesta en común o reflexión las personas participantes del grupo se escuchan activamente, y si en el desarrollo de la actividad la comunicación dentro del grupo es efectiva.
  • Grado de obtención de los objetivos: valorar si los objetivos propuestos al principio de la actividad se han conseguido y en qué medida.



Material de descarga> Cuadernillo educación emocional para niños




Cuadernillo educación emocional para niños Parte 1

Cuadernillo educación emocional para niños Parte 2



You may also like...

Compartir
error: Content is protected !!