60 IDEAS DE SEMÁFOROS DE CONDUCTA

SEMÁFOROS DE CONDUCTA

60 IDEAS DE SEMÁFOROS DE CONDUCTA. 

El semáforo de la conducta como indicador del buen comportamiento.

Esta puede considerarse la forma clásica de trabajarlo. Es una estrategia grupal que mediante el refuerzo positivo se pretende que el grupo mantenga una conducta deseada por el docente en relación con las actividades que se dan en clase.

Los niños comprenden a la perfección cómo funciona el semáforo. El rojo indica no pasar, es decir, esperar, el ámbar indica que pronto se podrá pasar, con lo cual puedes empezar a prepararte para dar tus primeros pasos. El verde significa puedes pasar. Si trasladamos estos colores y lo que representan a un ataque de ira o a una rabieta, los niños aprenden a gestionar sus emociones como si de un juego se tratara. Para ello, es necesario asociar los colores del semáforo con las emociones y la conducta.

El verde representa la conducta deseada, un estudiante atento a la clase y a las indicaciones. Mantiene el orden y un silencio adecuado acorde a cada una de las actividades.

El amarillo representa una conducta con altercados, es decir, si bien el estudiante mantiene una conducta prudente en clase, ha tenido ciertos altercados o faltas en su comportamiento.

El rojo representa a la conducta disruptiva, aquella que rompe con la tranquilidad y orden de la clase, por lo tanto, no es la conducta deseada.

Con marcadores, pinzas o paletas con el nombre del niño, se coloca según la valoración de su conducta. Una vez hecho esto vienen los refuerzos positivos, por ejemplo, lo que obtengan el código verde podrán tener acceso a ciertos privilegios como tomar una lectura libre, acceder al área de juegos, una estrellita para la frente o un dulce.

Hoy les compartimos 60 ideas diferentes para elaborar su semáforo de conducta con diferentes materiales educativos y/o manualidades. (Descargar cada imagen guardar en su ordenador).