Métodos y técnicas pedagógicas centradas en el estudiante

Hoy les Compartimos una interesante infografía  28 Técnicas Pedagógicas Centradas en el Estudiante

Aprender a conseguir y mantener la motivación de los estudiantes es una de las principales tareas de un profesor.

28 Métodos y técnicas pedagógicas centradas en el estudiante. Hacer clic en la imagen para descargar.

Métodos y técnicas pedagógicas centradas en el estudiante

  • Cooperativos: El aprendizaje cooperativo implica pequeños grupos trabajando juntos para completar una tarea o reto.
  • Presentaciones: Se trata de tareas o trabajos expuestos por alumnos que pueden trabajar juntos o individualmente.
  • Paneles de expertos: Los paneles son una sencilla manera de incluir opiniones y plantear y dar soluciones sobre un tema o debate.
  • SQA: Pon en un póster: ¿Qué sabes? ¿Qué quieres saber? ¿Qué aprendiste? ¿Qué hay de las preguntas enriquecidas KWHLAQ?
  • Tormentas de ideas: Presenta una situación y pide a los estudiantes que respondan creativamente.
  • Creación de medios: Por ejemplo: plantea un asunto y pide a tus estudiantes que creen un vídeo o un podcast.
  • Discusiones: Plantea un asunto y pide a tus estudiantes que discutan sobre el tema. Si necesitan info adicional, puedes proporcionarles algunas recursos.
  • Grupos reducidos: ¿Hasta dónde puede llegar un grupo reducido? Señala las características principales. Asigna roles.
  • Estudios de casos: Suele tratarse de problemas complejos para aplicar el pensamiento crítico en distintos escenarios.
  • Rompecabezas: Divide a los estudiantes en grupos dando a cada miembro una tarea diferente. Luego habrá una puesta en común.
  • Centros de aprendizaje: Estructura el aula en torno a actividades diversas cada cierto tiempo. Los estudiantes van rotando.
  • Experimentos: Diseña experimentos y motiva a tus estudiantes para realizarlos o que sean ellos mismos los que los diseñen.
  • Cambios de roles: El cambio de roles permite que los estudiantes practiquen. Pueden ser creados por el docente o por el alumno.
  • Simulaciones: Emplea la tecnología-simulación para estimular la práctica sin miedo al error o al fracaso.
  • Laboratorios: Diseñando actividades de laboratorio motivamos a los estudiantes a trabajar.
  • Talleres: Los estudiantes pueden crear su propio taller y llevarlo a cabo interactuando con sus compañeros.
  • Demostraciones: Las demostraciones son una forma divertida de implicar a los alumnos. Pueden ser de ciencia, de arte, etc.
  • Fichas: Hay docenas de maneras de emplear fichas. Dales un índice y que creen ellos mismos la actividad. Diseña con ellos el procedimiento.
  • Indagación: La indagación siempre empieza con una pregunta que pueda plantearse de diversas formas. Puede ser guiada o abierta.
  • Modelos mentales: Construye modelos mentales que pueden aportar nueva información. Dibuja tu modelo mental, pruébalo, evalúalo.
  • Proyectos: Un proyecto estimula lo que el aprendiz puede realizar en el lugar de trabajo. También puede tratarse de aprendizaje-servicio.
  • Problemas: Busca la solución de problemas reales o por lo menos parte de uno. El estudiante busca soluciones mientras que el docente las facilita.
  • Descubrimientos: El descubrimiento puede ser “amplio” o “reducido” en su dimensión. Posibilita que el alumno elija un tema y lo explore.
  • Preguntas y Respuestas: Las preguntas y respuestas permiten a los alumnos aprender unos de otros.
  • Medios sociales: Emplea los medios sociales para compartir un mensaje que sea breve, conciso y concreto. Da retroalimentación a tus alumnos.
  • Juegos: Los juegos pueden emplearse para enseñar conceptos, hacer un descanso, promover un reto…
  • Competiciones: Pueden jugar por equipos, de forma local o incluso internacional. Promueven una sana competitividad.
  • Debates: Durante un debate los estudiantes “retan” a otros estudiantes. Puedes realizar “paradas” para aumentar la información.



Crédito de infogradía: The FlippedClassroom

You may also like...